Etiquetas

, , , , , , , , ,

Iba en el metro el otro día de camino al trabajo, después de haber dormido tan poco como de costumbre, y tuve una sensación rara. Como si algo estuviera definitivamente descolocado en el mundo.

El metro iba parándose en cada estación y no conseguía quitarme esa sensación de encima. Con el rabillo del ojo me parecía ver a alguien mirándome fijamente, pero todos los viajeros de Metro estaban sumidos en la acostumbrada abstracción metafísica de las 8:20 de la mañana.

Entonces, desesperado, miré hacia abajo, al suelo, y luego a la señora que estaba sentada a mi lado, y descubrí la razón de mi inquietud.

Con el móvil le hice esta foto que no os dejará dormir:

Este es el cuerpo del delito

Anuncios