Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Puestos a hacer conjeturas, diremos que a Soto Ivars (Águilas, 1985) no le habría importado ganarse la vida defendiendo la portería del Real Madrid. Pero, por razones que se nos escapan, le dio por sentarse detrás de una mesa a juntar palabras. A este rusófilo declarado que aún no ha pisado el país eslavo no le ha temblado el pulso para novelar, en esta ópera prima, un trozo de la vida de Grigori Perelmán en la Rusia de Putin.
Juan Soto Ivars y sus conjeturas sobre Perelman

Foto de Ferrán Mateo

Sí, Perelmán es ese genio matemático nacido en la Leningrado de 1966 que, como si tal cosa, resolvió la inexpugnable conjetura de Poincaré. Considerada como el primero de los Problemas del Milenio, su solución llevaba aparejado un premio dotado con un millón de dólares, que el matemático rechazó, lo cual sumió a media humanidad en otro enigma no menos impenetrable: ¿Cómo se puede rechazar un millón de dólares? La respuesta, no obstante, la dio el propio Perelmán: “No quiero estar expuesto como un animal en el zoológico. No soy un héroe de las matemáticas. Ni siquiera soy tan exitoso, por eso no quiero que todo el mundo me esté mirando.”

Reducido al silencio en la novela, Perelmán es el epicentro de una violencia absurda en la que no se encontrará solo, pues es ésta una novela de trama y personajes. Sobre ella, conversamos una mañana de enero, entre el trajín de vinos, cafés y novedades editoriales que hay siempre en la librería Tipos Infames, situada en el corazón del madrileño barrio de Malasaña.

Ver la entrevista en Vimeo

Anuncios