Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Artículo publicado en Vice

La madrugada del 3 de abril de 2012 comenzó una guerra civil en Portugal. Asustados, conmocionados, solidarios, un par de usuarios de twitter crearon el hastag #prayforportugal y esta red más social que ninguna otra rápidamente elevaba la etiqueta a la categoría de Trending Topic mundial.

Entretanto, en Portugal la gente dormía o, si estaba despierta, se preguntaba por qué demonios había que rezar por su país. Estamos en casa de Joao Guerreiro, que parpadea ante el siguiente tweet:

Tras unos minutos intentando sintonizar una emisora de radio portuguesa que dé noticias de verdad, que no cubra la realidad con una cortina de música de los ochenta y locutoras al estilo Cristina Tárrega, Joao entra en Facebook para ver cómo están sus amigos de Lisboa. Algunos hay conectados. Pedro dos Santos, noventa amigos en común con Joao, cuelga el tema Search & Destroy de Iggy Pop y anuncia que se va a la calle en ese mismo momento.

Joao confía en que en unos minutos se harán eco los periódicos. ¡Periodistas, despertad! ¡Una vez más el ciudadano más común y corriente, el hombre a pie de calle se adelanta a vuestros mecanismos de comunicación torpes y anacrónicos! Vuelta a Twitter:

“Qué horror. Lo estoy viendo en EuroNewsEspero que no hubiera nadie en ese edificio

Circulan portadas de los diarios españoles que hablan ya de la guerra civil. ¿Será verdad que ha empezado? No, más bien se ha desatado una especie de argumento de novela de José Saramago que, desde la tumba, se divierte a costa de la ingenuidad humana.

 “Las fuerzas armadas portuguesas ya estan en Galicia y Extremadura” Filipe S. Henriques ‏ @fhenriques

“Parece que Willy Toledo ha sido detenido cerca de la torre de Belem con un lanzagranadas.” Rubén Fernández ‏ @rubenfdez

En Internet hay cientos de páginas y blogs divertidísimos con noticias inventadas, y el de Mikel Nhao es uno de los mas interesantes: el tipo (guionista en busca de proyectos con un altísimo sentido de la fantasía) se dedica a contestar a anuncios por palabras por email, desencadenando bromas disparatadas a costa de, por ejemplo, un señor que pone un anuncio para vender estiércol.

Fue Mikel Nhao quien tuvo la idea de colgar un tweet con el hastag #prayforportugal y hacer una broma sobre el asunto. El ying y el yang del Trending Topic echa a rodar y antes de las dos de la madrugada en Twitter ya no se habla de otra cosa. ¿Cómo creyó tanta gente que lo de Portugal era verdad? El peligro del Trending Topic es que en cuestión de minutos la primera fuente puede haberse perdido en la marea de super usuarios descerebrados con muchos seguidores. En pocos minutos, Twitter puede convertir una mentira en verdad.

ElPaís estudia tomar medidas legales contra Mikel Nhao por difundir montajes usando la cabecera del periódico. Hace un año, el mismo periódico difundía con entusiasmo los twitters de miles de libertarios en las revoluciones árabes. Ponía a sus plumillas a escribir entusiásticos artículos sobre el poder de Twitter, sobre la voluntad ciudadana, sobre esta panacea de 140 caracteres. Contradicción, confusión, incoherencia. De esos arriesgados árabes que cuelgan incesantes fotos hechas con el móvil allá donde los medios no pueden entrar, ¿cuántos serán cachondos mentales como Mikel Nhao?

Es muy jodido esto de Twitter. Tiene cojones suficientes como para hacer la cama a medios como el New York Times o El País. Con ligeras nociones de Photoshop podemos difundir una noticia falsa y conseguimos surfear la ola, convertir el bulo en Trending Topic. Hasta que el medio desmienta el bulo, un cabrón puede confundir a medio mundo.

Los medios invitan a los lectores a ser difusores de las noticias porque están acojonados con el poder de la red social. Esto de la guerra en Portugal es un gol en la portería de los medios tradicionales, que le han prestado la pistola al niño. La verdadera noticia, es la siguente:

“Guerra en Portugal entre Twitter y la realidad”

RT!

Anuncios