Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Artículo publicado en El Confidencial

Marta Milans es una actriz española que se fue a hacer las Américas y se convirtió en una trituradora de tópicos. Habla seis idiomas y estudió dos carreras en Nueva York: Historia del Arte e Interpretación. Ha trabajado en el teatro hispano más importante de Estados Unidos, Repertorio Español, y por lo visto ya apuntaba maneras de niña: comenzó a tocar el violín a los tres años. Sin embargo, cuando le preguntamos por sus proyectos personales en este momento, va y responde que está exportando a Los Ángeles y Nueva York el queso ecológico que hacen sus padres.

Entre pitos y flautas, en Devoured ha dado con su primer papel protagonista en un largometraje. La película cuenta la historia de Lourdes (Marta Milans), una inmigrante hispana que trabaja cada noche como limpiadora en un restaurante de Nueva York. Ahorrando hasta el último céntimo, trata de costear la operación de su hijo, enfermo en un país sin sanidad universal. Milans explica que en este sentido la película va más allá del thriller y le aporta una cara realista: “Nueva York es una ciudad con 3 restaurantes en cada esquina y el 99% de los trabajadores son hispanos. De hecho, cada noche de rodaje sobre las 5 o 6 de la madrugada llegaba mi “personaje en la vida real”, un señor mexicano que venía a limpiar el restaurante donde rodábamos.”

La protagonista de la película empieza a notar algo fuera de lo normal: el edificio se aprovecha de su cansancio y una fuerza maligna se alimenta de su creciente debilidad. ¿Metáfora de la perra vida de los inmigrantes hispanos? Milans no lo ve así: “Yo considero que EEUU es un país que abre sus puertas a todo tipo de personas, sin importar de dónde vengan”. Sin duda, es su caso: apareció en la serie Law and Order e interpretó un papel en Shame, la película de Steve McQueen por la que Michael Fassbender fue nominado al Globo de Oro. En España había aparecido en La Piel Azul de Gonzalo López Gallego y en la serie Valientes, emitida por Cuatro.

Milans se muestra muy segura de seguir con su carrera en Estados Unidos en lugar de volver a España. Argumenta que allí hay una verdadera industria del cine y las series de televisión, mientras que aquí el porvenir es más bien modesto. ¿Ha oído eso de que en España hasta una superproducción desprende cierto tufillo de cutrez? “Me da mucha pena que sea la sensación general, pero desafortunadamente creo que es correcto -responde-. Quien tiene éxito quiere trabajar en Estados Unidos, esto es una realidad. Es muy difícil hacer una comparación justa con nuestro país porque España es mucho mas pequeña y nuestra industria está ‘inevitablemente’ ligada a las subvenciones del Estado. Cuando la política entra en juego en el mundo del arte, creo que las cosas cambian y suele ser a peor”.

La película se estrenará en España a finales de año, pero se presenta en el Festival de Cine Fantástico de Bilbao el día 6 de mayo. A la cita acudirá el director, Greg Ollivier, que fue aclamado por la crítica independiente por su documental sobre el solista de la banda de rock Motorhead, llamado (tome usted aire) Lemmy: 49% Motherfucker, 51% Son Of A Bitch, lo que en sermo vulgaris vendría siendo “Lemmy: 49% cabrón, 51% hijoputa”. Devoured promete, con estas credenciales, provocar más de una taquicardia. Advierte Milans: “Yo nunca he sido una fan de este tipo de películas porque lo paso tan mal viéndolas que no me merece la pena el sufrimiento, pero cuando ruedas una es de lo mas divertido que hay.” Así que ojo con los marcapasos.

VER TRAILER

Anuncios